Skip to main content
Guillermo Carmona respondió a quejas por los vuelos de Malvinas. /Foto: Eliana Obregón.

El secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur, Guillermo Carmona, dijo este jueves que la falta de nuevas rutas aéreas a las Islas Malvinas es «responsabilidad» del Gobierno británico, que se negó a aprobar vuelos entre el archipiélago y el territorio continental argentino.

«De ser cierta la furia de los habitantes de Malvinas, deberían dirigirla al gobierno británico, verdadero responsable de los más de dos años de aislamiento de las islas bajo el pretexto de la pandemia», publicó Carmona en su cuenta de la red social Twitter.

Actualmente, la única ruta comercial habilitada es la que realiza la compañía Latam desde Punta Arenas (Chile), con escala mensual en Río Gallegos, que había sido suspendida durante la pandemia por coronavirus y que fue reestablecida tras gestiones del Gobierno argentino.
La supuesta queja de los habitantes del archipiélago -a la que hace alusión un artículo del diario Clarín que compartió Carmona en sus redes- es por la negativa del Ejecutivo nacional a habilitar un vuelo entre las islas y la ciudad brasileña de San Pablo, que tendría una escala mensual en Córdoba.

«El gobierno argentino logró que se restablezca el vuelo Punta Arenas-Río Gallegos-Malvinas a pesar de la reticencia británica, propuso vuelos directos Malvinas-territorio continental argentino y dejó sin efecto el vuelo a San Pablo que comprometió Foradori sin aval del Congreso», indicó el secretario.

Este servicio aéreo -también operado por Latam- fue acordado con el Reino Unido en noviembre de 2018, durante la gestión de Mauricio Macri, tras el compromiso previsto en el Comunicado Foradori-Duncan de 2016, que fue criticado por el peronismo en el Congreso y, también, por algunos sectores oficialistas de Cambiemos.

«Seguiremos propiciando un vínculo efectivo y constructivo entre Malvinas y el territorio continental argentino en favor de todos los que habitan nuestro suelo», agregó Carmona en su mensaje.

En mayo de 2022, Argentina propuso llevar a cabo una nueva reunión para continuar conversando sobre servicios aéreos, que se buscó concretar a fines de enero de este año.

Sin embargo, en un contexto en el que Reino Unido decidió incorporar «fuerzas de seguridad» kosovares a las dotaciones militares en Malvinas, en contraposición de las resoluciones de la Asamblea General de las Naciones Unidas, el gobierno argentino consideró conveniente «aplazar» el encuentro.